Control de Acceso

Sistemas de Control de Acceso

El control de acceso es un área de la seguridad electrónica que día a día se vuelve más importante. El ya mencionado sistema de video vigilancia nos permitirá tener una visión del área, mientras que el sistema de control de acceso nos auxiliará para restringir la entrada a personas no autorizadas, así como determinar  horarios y delimitar  áreas.

En realidad el sistema de control de acceso nos permite administrar los accesos de una forma profesional y eficiente; para llevar a cabo esta tarea se debe seleccionar el nivel de seguridad que se requiere para así hacer uso del dispositivo más adecuado para llevar a cabo la tarea.

NIP (Numero de Identificación personal), es el sistema de control de acceso más básico y que se basa en asignar un código numérico a las personas que tienen acceso a áreas restringidas. Esta tecnología es de  comprobada  eficiencia al relacionar códigos con los derechos definidos para cada uno; sin embargo su nivel de seguridad es bajo, ya que cualquier persona que tenga conocimiento del código podrá tener acceso al área restringida.

Proximidad, también conocido como sistema de no-contacto, se basan en transmisores (tarjetas o tags) y receptores que actúan de forma inalámbrica para el intercambio de datos. Al  presentar la tarjeta a cierta distancia, el sistema de recepción puede leer su código y enviarlo al centro de control para su validación, y otorgar o no el acceso al área restringida. La tecnología de proximidad está probada como una de las más eficientes, y es aplicada tanto para acceso de personas como de vehículos.

Sistemas Biométricos. Los sistemas biométricos son de un mayor nivel de seguridad, pues se basan en identificadores únicos del individuo para permitir el acceso. Existen sistemas reconocimiento de cara, de venas, de iris, de huella digital, etc. Esta última es de tecnología más probada y por la misma razón de menor costo.

Lectores de Huella Digital; sólo permitirán el acceso a la persona cuya huella digital fue dada de alta en el sistema; aquí no existirá el problema de robo de claves o de tarjetas. La tecnología actual y los avanzados algoritmos de búsqueda permiten identificar una huella de entre cientos dadas de alta en menos de 2 segundos.

El control de acceso nos brinda una mayor seguridad cuando se trata de mantener una administración eficiente y funcional de áreas importantes, incluso para mantener un registro de entradas y salidas.

Definitivamente que la tecnología aplicada a los sistemas de seguridad ha venido a revolucionar la forma en cómo se administran los accesos y se monitorean las áreas importantes. Las cámaras de CCTV nos servirán como vigilantes de 24/7 con una memoria de varios meses;  su movilidad y funciones especiales nos permiten ver incluso donde nosotros no podríamos, como en la completa oscuridad. Los sistemas de control de acceso, por su parte, nos permiten restringir áreas para tener un control de que personas pueden acceder a ellas así como los horarios de accesos permitidos. Llevar un registro de estos eventos es de gran utilidad para esclarecer hechos en los cuales podemos tener una investigación más detallada e involucrando únicamente a personas registradas en el área en el momento del evento.